Aporte solidario: “Es un impuesto a la inversión”, dijo Hein

0
324

“Mi voto fue negativo. Este proyecto se propone como un aporte solidario y por única vez, cuando este es un impuesto a la inversión en la Argentina, el cual no sabemos si no se replicará en años posteriores. Este tipo de medidas desalienta inversiones y agrava la situación de las PyMES que son uno de los motores más importantes de empleo”, dijo el diputado nacional Gustavo Hein (Juntos por el Cambio-Entre Ríos), al dar cuenta de cómo votó en cada iniciativa de la sesión de la Cámara Baja.

“El gobierno recurre una vez más al sector privado, que invierte, corre riesgos y da trabajo genuino, a la hora de tapar los baches en las cuentas del estado nacional, en vez de tomar la decisión de reducir el gasto público. No me parece justo”, sentenció.

En cuanto al proyecto de ley de Presupuesto 2021, informó: “Me abstuve. Tuvimos observaciones y objeciones respecto al gasto y al articulado del proyecto, pero desde una postura responsable entendí la necesidad que tiene todo gobierno de contar con una Ley de Presupuesto”.

Otra de las iniciativas es la denominada “Ley Yolanda”, sobre la cual señaló: “Voté a favor. La Ley busca que todos los empleados de la función pública, en todos sus niveles y jerarquías en los poderes, Ejecutivo, Legislativo y Judicial de la Nación reciban una capacitación con perspectiva en medio ambiente. Formarse es la clave para tomar decisiones acertadas como legisladores o funcionarios. Me parece fundamental contar con representantes más capacitados en diversas materias”.

Finalmente, respecto a la modificación de la Ley de Manejo de Fuego, dijo: “Mi voto fue negativo. Esta ley sanciona a propietarios por superficies de las cuales no son responsables de iniciar los incendios. No distingue los incendios naturales de los intencionales, ni tampoco si fueron provocados por terceros ajenos al titular del predio. Se iguala sin distinción de responsabilidades, siendo siempre víctima del castigo propuesto el titular registral del inmueble”.

“Esta modificación prohíbe realizar modificaciones en el uso de las superficies incendiadas, afectando de esta manera a la libre disponibilidad de la propiedad privada. Y avasallando las autonomías provinciales, porque son ellas las que conocen y planifican su territorio. Este proyecto está conducido por el desconocimiento de las realidades del campo argentino y está lejos de buscar solucionar las verdaderas causas de los incendios en estas zonas”.