12.2 C
Basavilbaso
miércoles, mayo 5, 2021
InicioLocalesIngleses en Basavilbaso. Escribe Oscar Almada

Ingleses en Basavilbaso. Escribe Oscar Almada

Hace unas semanas, hablábamos en este espacio que nos ofrece Facebook, de las familias inglesas que se afincaron en nuestra ciudad (Basavilbaso ER) llegadas-en su gran mayoría-a trabajar en el ferrocarril que empresarios de la misma nacionalidad compraron al Estado Entrerriano. Las familias se instalaron en terrenos aledaños a la vieja estación conformando un barrio al que llamamos “Inglés”. Recordábamos varios apellidos anglosajones entre ellos el de la familia Coward, que tuvo la característica de tener un hijo quien al declararse la Segunda Guerra Mundial viajó a las Islas Británicas a ponerse al servicio de sus fuerzas armadas, muriendo poco tiempo después. Se llamaba Ronald. Su hermano Robert tomó otros rumbos y volvió a visitar nuestro pueblo mucho tiempo después –en 1975- ya como perteneciente al clero de la Iglesia Católica. En 2013 le escribió una nota a Jorge Kleiman, donde recordaba esta visita, su infancia y adolescencia en nuestro pueblo. Apellidos de otras familias británicas, de sus vecinos y amigos criollos o de otra procedencia, destacando la noble convivencia que había entre todos-

La curiosidad me instó a querer saber más este personaje nacido en Basso en 1930 e inicié una investigación que me llevó a descubrir en las páginas del Boletín Internacional Pasionista n° 33 Abril 2014 un obituario recordando su biografía y los eventos más importantes de su vida. Un basavilbasense que terminó sus días trabajando en el entorno cercano al Papa Francisco-

A continuación transcribo esa necrológica:

“Padre ROBERT VALENTINE COWARD (1930-2014)

El Padre Roberto falleció el 8 de enero de 2014 en el Hospital Militar de Roma. Dedicó sus últimos años al servicio de la Congregación en la Casa de los SS. Juan y Pablo en Roma como traductor desde 1990 durante el mandato de tres superiores generales: P. José Agustín Orbegozo, P. Octaviano D’Egidio y P. Joachim Rego. Nació y fue educado en la Iglesia Anglicana de Argentina y fue recibido en la Iglesia Católica Romana en 1955 a la edad de 25 años. Después de terminar sus estudios en Ingeniería Química, sirvió en el 3er. Regimiento de Artillería Montada trabajando por algunos años en los laboratorios. Se unió a la Comunidad Pasionista en 1959 y profesó sus primeros votos en 1960. Llevó a cabo sus estudios tanto en Argentina como en España. Fue ordenado sacerdote en 1968 y desarrolló su ministerio pastoral como vicario en parroquias de Uruguay y Argentina. En los años 70s el Padre Roberto visitó la Provincia de la Santa Cruz, E.U. en donde desarrollo algunos ministerios. Más tarde, en la misma década, se incardinó en esa Provincia. Desarrollo varios ministerios en Houston, Chicago y Sierra Madre, California antes de ser llamado a servir en la casa de los Santos Juan y Pablo en Roma. Así como lo indica su segundo nombre que era Valentín (el “P. Bob”, como le gustaba ser llamado por sus amigos), tenía un grande y generoso corazón, lo mismo que un tono de voz explosivo que sobresalía tanto en la conversación como en la oración. En adición a su trabajo como traductor de lengua inglesa se dedicó a diversas formas de servicio humilde y escondido, como ejemplo de esto tenemos el empeño en la distribución del correo cotidiano de la Curia General. Desde el momento en que fue consciente de que la comunidad de los SS. Juan y Pablo es una comunidad internacional que ofrece hospitalidad a muchas personas, muchas veces él era uno de los primeros en presentarse para darles bienvenida. Además le gustaba acompañar a los huéspedes en una visita guiada por la casa y los jardines dándoles una valiosa información histórica sobre el lugar.

El P. Octaviano D’Egidio, ex Superior General, fue el celebrante principal de la Misa de cuerpo presente que se tuvo el 10 de Enero en la Capilla de S. Pablo de la Cruz en la Basílica de los Ss. Juan y Pablo. En la homilía, el P. Octaviano resaltó el hecho de que el P. Robert tomaba muy seriamente su papel de traductor y de modo tan meticuloso. A veces trabajaba a lo largo de

toda la noche para poder terminar alguna traducción. Más allá de su trabajo ordinario de traductor de los escritos del Superior General o de la Curia, también prestó su servicio como intérprete en numerosos Sínodos y Capítulos Generales. Durante los domingos, el superior local frecuentemente lo asignaba a la celebración de la misa en la Capilla de las Religiosas de la Madre Teresa, las Misioneras de la Caridad, allí se encontraba con los pobres sin techo, era feliz de celebrarles la misa y de dialogar con ellos. Se sintió muy mal cuando la salud física le impidió el seguir prestando este servicio. El lugar de reposo final de los restos del P. Robert es el cementerio comunitario de la Provincia de la Santa Cruz en Chicago (USA). Después de 23 años de presencia y servicio en la comunidad de los SS. Juan y Pablo, se extrañará mucho su presencia. ¡Que repose en la paz del Señor Jesús, Crucificado y Resucitado!”

Daniel Oscar Almada

Córdoba, septiembre de 2.020

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí