Una de las experiencias nacionales sobre cultivo de Cannabis tiene sede en Entre Ríos

0
325
En noviembre pasado, se firmó un convenio de investigación y desarrollo (I+D) entre INTA y ARQKUL SA, cuyo objetivo es generar conocimiento local sobre al cultivo de Cannabis en la región de Salto Grande. Estas actividades se llevarán a cabo a partir de 2022 en un predio que será habilitado específicamente para este fin en la Estación Experimental Agropecuaria de Concordia.La instalación de un predio experimental permitirá realizar ensayos para evaluar la adaptación de diferentes variedades a las condiciones locales de producción, tanto a campo como bajo cubierta. Se evaluarán también diferentes aspectos de manejo de cultivo y técnicas de bajo impacto ambiental (prácticas culturales y manejo de plagas y enfermedades, entre otras), que permitan obtener una alta productividad y calidad, para la extracción y caracterización de aceites y derivados de Cannabis para uso medicinal.

En este sentido, a principios de diciembre pasado se realizó una reunión para coordinar las actividades del primer año del convenio, en la que participaron los integrantes de la empresa y del INTA. A la misma, asistieron autoridades provinciales, como el secretario de Ciencia y Tecnología Jorge Gerard y el coordinador General del Ministerio de Producción, Turismo y Desarrollo Económico, Ricardo Armocida, para manifestar su apoyo a la iniciativa.

El convenio se dio en el marco de las reglamentaciones vigentes en el país sobre el cultivo de Cannabis: la Ley Nº 27.350, que regula la investigación médica y científica del uso medicinal, terapéutico y/o paliativo del dolor, de la planta de Cannabis y el Decreto ND 883/2020, que autoriza al INTA el cultivo de Cannabis con fines de investigación médica y/o científica.

Estas normativas, más la Ley Provincial Nº 10.894 de “Accesibilidad al Cannabis con fines médicos, terapéuticos y/o paliativos del dolor en Entre Ríos”, crean un marco regulatorio que permiten iniciar estos trabajos de investigación para brindar información local, confiable y reproducible sobre cultivo, manejo y obtención de derivados de esta especie con fines medicinales.

Cabe resaltar que aún resta definir un marco regulatorio para la cadena de producción, industrialización y comercialización de la planta de Cannabis, sus semillas y sus productos derivados para uso industrial y medicinal, cuyo proyecto de ley cuenta hoy con media sanción.

Los recientes avances en la regulación del Cannabis a nivel nacional y mundial, sumado a la declaración de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) y su reconocimiento a las propiedades medicinales de esta especie, han despertado el interés de muchas personas con diversas patologías, para las cuales el Cannabis aparece como un compuesto natural y de suma utilidad para paliar dichas afecciones.

Fuente: Diario El Argentino de Gualeguaychú