Trabajadores se oponen al cierre de las redes y de las páginas digitales de los médicos públicos

0
11

Bajo el título de ‘Cierran las redes y las páginas web de los medios públicos’, la Asamblea de Trabajadores de Radios Nacionales dio a conocer un comunicado en el que señala que “El Gobierno resolvió cerrar las redes sociales y las páginas web de los medios para una supuesta ‘reestructuración’.

Las y los empleados, reunidos en la asamblea de trabajadores de las radios públicas nacionales del interior, repudiamos y rechazamos esta censura y silenciamiento de los medios digitales de la Radio y la TV Pública”.

Sostienen que “este cierre se da en el marco del pronto tratamiento de la ley bases con la que el Gobierno pretende privatizar los medios públicos y despedir trabajadores, avanzando con una reforma laboral del régimen estatal. Por lo que, en este contexto, esta decisión tiene una connotación de extrema gravedad para esos compañeros y compañeras que se desempeñan en esas áreas. Denunciamos que este acto de censura y avance contra las y los trabajadores de redes y páginas web está en línea con el ataque que ya sufrieron la agencia Télam y sus trabajadores”.

En virtud de ello, reclaman por el “inmediato restablecimiento de las redes sociales y páginas web de los medios públicos nacionales; basta de censura; no a la privatización; no a los despidos; reincorporación inmediata de todas las y los compañeros; no a la reforma laboral; no a la ley bases; necesitamos un paro de todos los sindicatos, en unidad, el día del tratamiento de la ley bases y un plan de lucha hasta lograr todas estas reivindicaciones”.

Apoyo de UPCN al personal

Desde la Unión del Personal Civil de la Nación se consignó que “la decisión de ‘pausar temporalmente’ las redes sociales y páginas web de las Radios y la TV Pública para ‘reorganizar su contenido’, anunciada por el gobierno de Milei, representa una afrenta contra la libertad de expresión y genera incertidumbre en un gran número de trabajadores de todo el país. Exhortamos a las autoridades a dar marcha atrás en forma urgente con esta repudiable medida y nos solidarizamos con los compañeros afectados. Los medios públicos son garantía de la democracia, por lo tanto limitarlos, vaciarlos y/o cerrarlos implica un ataque directo contra ella”.