Shell y Axion aumentaron sus precios hasta un 12%

0
191

El incremento empezó a regir desde la medianoche del lunes; la novedad es que se desmarcaron de YPF, que mantuvo sus pizarras sin cambios.

La semana comienza con aumentos en combustibles. Desde este domingo, cargar nafta y gasoil costará alrededor de un 12 por ciento más en las estaciones Axion y Shell, que decidieron subir sus precios a partir de la suba de las principales variables que componen los precios de venta al público, entre ellas, el precio internacional del petróleo en alza.

Es el tercer ajuste que aplican en lo que va del año. La novedad es que ahora se desmarcaron de YPF, firma que concentra cerca del 60 por ciento del mercado y suele marcar el paso. En esta ocasión, la petrolera controlada por el Estado Nacional mantuvo sus pizarras sin cambios.

De esta forma, en la ciudad de Buenos Aires los precios de referencia en el caso de Axion pasaron ser de $ $122,7 para la nafta súper; $150,2 la nafta Quantium; $120,3 el Diésel X10; y $144,3 el litro de Quantium diésel.

En tanto, en Raizen-Shell la nafta Shell V-Powe pasó a costar $149,5 el litro; la nafta súper, $123,2; la Shell V-Power diésel, $145,2; y la Shell Evolu Diesel, $118,2.

El último ajuste había sido en marzo, cuando la Nafta Súper y el Gasoil Grado 2 subieron 9,5 por ciento promedio y los de mayor calidad 11,5 por ciento.

Tanto Axion como Raizen venían presionando para que YPF aumente nuevamente sus precios y luego imitarla unos días después, pero como la compañía que conduce Pablo González se negó decidieron cortarse solos en una jugada que supone riesgos tanto para ellos como para la propia YPF.

Fuentes de una de las dos compañías que subieron precios lo justificaron al asegurar que “mientras el precio de la nafta súper se incrementó 17,5 por ciento desde junio de 2021 hasta marzo de 2022, los precios al consumidor lo hicieron 39,7 por ciento, los alimentos y bebidas en un 43,8 por ciento, el precio de la leche fresca en sachet en un 29,1 por ciento y el pan francés un 45,4 por ciento, para tomar sólo algunos productos de referencia, todo esto según datos oficiales de Indec”.

“Los aumentos otorgados por la Secretaría de Energía a los biocombustibles también presionan sobre el precio de los combustibles refinados. El biodiesel tendrá un aumento de 37 por ciento hasta agosto, mientras que el etanol aumentará 39,5 por ciento”, agregaron. Por último remarcaron que hasta el sábado los combustibles en Argentina estaban 30 por ciento por debajo de lo que deberían valer, mientras que con este incremento la brecha se ubica en aproximadamente 22 por ciento.