Secuestran 1.500 cabezas de vacunos y porcinos por una causa de asociación ilícita en Villaguay

0
37

Más de 1.500 ejemplares de ganado bovino y porcino fueron secuestrados este fin de semana en dos establecimientos rurales del departamento entrerriano de Villaguay, en el marco de una investigación por asociación ilícita y evasión impositiva, en la que fueron imputados un hombre y una mujer, informaron hoy desde la Justicia Federal.

La investigación, a cargo del juez Federal de Concepción del Uruguay, Pablo Seró, comenzó en agosto pasado cuando Gendarmería Nacional detectó que los imputados comerciaban cereales con cartas de porte adulteradas.

El documento es obligatorio para el transporte de granos, por lo que en ese entonces se dispuso el bloqueo en el Registro Nacional Sanitario de Productores Agropecuarios (Renspa) a los implicados.

En ambos establecimientos ubicados en el distrito rural Lucas Sud 1 del departamento Villaguay funcionan un feedlot y una finca rural con chanchería, por lo que fueron inhabilitados para desarrollar actividades económicas.

La Justicia y la Policía de Entre Ríos establecieron “con elevado grado certeza” que la actividad ilegal continuó, ya que la semana pasada en el lugar se cargaron 80 porcinos sin certificados ni la documentación necesaria.

Por ello, este fin de semana se ordenó dos allanamientos en el momento en que los dueños de la sociedad, un hombre y una mujer, intentaban trasladar su hacienda bovina y porcina hacia otros lugares.

En los operativos se secuestraron más de 900 cabezas de ganado bovino, entre terneros, novillos, novillitos, y vaquillas, y más de 600 porcinos, que poseen un valor comercial de más de 190 millones de pesos.

También se secuestraron planillas, cuadernos y documentos de movimientos de animales, entre otros elementos de interés para la causa, y se constató que había un stock de hacienda de más de 400 ejemplares sin declarar.

En tanto, ambas personas quedaron imputadas por los delitos de asociación ilícita y evasión impositiva.

Además, durante el allanamiento también surgió la aparición de unos cuatro productores que reclamaban sus animales al no haber recibido aún los pagos correspondientes.

En los operativos trabajó personal de AFIP, Dirección General de Aduanas (DGA) Paraná, de la Justicia Federal, de Gendarmería, y de la Brigada Villaguay de la Dirección de Prevención de Delitos Rurales.