Rechazaron la recusación de Dolores Etchevehere al juez de la sucesión

0
189

Con voto unánime, la Sala Tercera de la Cámara Civil y Comercial rechazó la recusación al juez Civil y Comercial N° 7 de Paraná, Martín Furman, que entiende en la compleja causa de la sucesión de Luis Félix Etchevehere, exdirector de El Diario, de Paraná, fallecido en 2009, informó Entre Ríos Ahora.

Dolores Etchevehere, enemistada con su madre, Leonor María Magdalena Barbero Marcial, y sus tres hermanos, Luis Miguel, Arturo Sebastián y Juan Diego, con quienes abrió una disputa legal y mediática con la ocupación, el jueves 15 del actual, de la estancia Casa Nueva, en la zona de Santa Elena, recusó al juez Furman, tal como informó Entre Ríos Ahora.

En el escrito de recusación del magistrado, Dolores Etchevehere aseguró que Furman “constantemente a través de sus resoluciones ha beneficiado de forma notoria a una de las partes (la cual conforman Leonor Barbero Marcial y Sebastián, Juan Diego y Luis Miguel Etchevehere), permitiéndoles la perpetuación de sus actos ilegales, inconstitucionales, lesivos y denigrantes para conmigo, su hermana”.

Además, dio su versión de por qué a mediados de 2018 firmó un acuerdo que ponía fin a la pelea por la herencia y, además, a las denuncias que había formulado en 2011 contra toda su familia por defraudación.

Al respecto, dijo que lo hizo bajo presión y en un momento de “desesperación”  por sus dificultades económicas. “Debido a que fruto de la desesperación y a partir de una situación planificada de antemano para llevarme a una situación de desesperación absoluta, lograron mis hermanos encabezados por Luis Miguel, que firmara el acuerdo que me impusieron. Un acuerdo que, para que V.S. pueda comprender la magnitud del abuso, otorga a la suscripta trescientas hectáreas y 20.000 dólares, en el marco de una sucesión que tiene al menos (no está del todo claro) cinco mil hectáreas, y varias sociedades millonarias con activos que llegan hasta Brasil”.

“Es inevitable advertir que el Juez Martín L. Furman ha perdido la imparcialidad necesaria para seguir al frente de este caso. Queda claro que sus resoluciones se alinean con los intereses de una de las partes; efectivamente se ha convertido en una pieza fundamental dentro de la táctica meramente dilatoria utilizada por todos ellos. Esto evidencia objetivamente que en su actuación futura continuará teniendo un comportamiento que frustra el debido ejercicio de derechos y garantías de naturaleza constitucional otorgadas”, manifestó.

Ahora, al revisar el planteo de Dolores Etchevehere, los jueces que integran la Sala III de la Cámara Segunda Civil y Comercial, Valentina Ramírez Amable, Andrés Manuel Marfil y Virgilio Alejandro Galanti, concluyeron en que «no existe elemento objetivo que permita atribuir a la labor jurisdiccional desplegada por el juez Dr. Martin Furman en esta causa la causal de prejuzgamiento y pérdida de imparcialidad invocada de modo genérico por la recusante; debiendo desestimarse por improcedente la recusación articulada».

“La recusante -hace notar el pronunciamiento de Ramírez Amable, Marfil y Galanti- ha expuesto que, según su óptica la parcialidad judicial queda demostrada por haberse desestimado las peticiones que hiciera su parte o haberse receptado la postura de los co-herederos en el trámite del proceso sucesorio, incluyendo sus incidentes”. Pero agrega que “reiteradamente se ha dicho que el prejuzgamiento a que refiere la causal, se configura con la emisión intempestiva -es decir, fuera de la oportunidad procesal que marcan las leyes de trámite-, de una opinión sobre el fondo del asunto que se encuentra a decisión por el propio juez. En cambio, nunca hay prejuzgamiento cuando el magistrado se limita a dictar resolución en el momento procesal oportuno”.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here