2.9 C
Basavilbaso
sábado, julio 31, 2021
InicioProvincialesLucio Godoy le propone a Bordet “un Consejo Económico y Social”

Lucio Godoy le propone a Bordet “un Consejo Económico y Social”

El dirigente político radical habló de la realidad provincial y nacional en una entrevista con Cuestión de Fondo (Canal 9 Litoral) donde se aseguró no sentirse representado ni por el oficialismo ni por la oposición en Argentina, e instó a una construcción “sin antagonismos” en la oposición para las próximas elecciones en Entre Ríos, aunque descartó ser candidato. Además, Juan Carlos Lucio Godoy sostuvo que el gobierno provincial debe convocar a sectores para buscar el desarrollo.

 

—¿Qué le preocupa más de la realidad de la provincia, fuera de la situación del Covid?

—La provincia está inserta en la Argentina y el mundo, estamos pasando una situación inédita, por ende está afectando desde todo punto de vista, lo económico, lo social en general a cada uno distinto, a cada sociedad también distinta, y Entre Ríos es parte de un país que en todo caso tiene una pequeña ventaja porque está muy vinculado a lo primario, es algo que sigue teniendo actividad. En mi ciudad, Concepción del Uruguay, veo el campo y veo que en cualquier momento empiezan las cosechadoras. Es decir, una actividad que hace que más o menos se defienda. Pero esta intermitencia que ahora empezamos a vivir, después de aquel cierre muy importante que hubo el año pasado, me parece que va a afectar a la economía, sobre todo privada, no a la del Estado.

—¿Sigue los números de la provincia?

—No con precisión, porque la verdad que tenemos una información bastante acabada de todo el país del PBI y geográfico de cada provincia pero al dedillo de cómo ingresan, no hay mediciones confiables ni estadísticas en todo el país. No solamente desde el punto de vista del PBI nacional sino de los regionales de cada Estado provincial. Por eso en lo que me baso es en lo que uno está haciendo en la actividad privada.

—Usted fue compañero de fórmula de De Ángeli, pero a poco de comenzada la gestión de Macri fue marcando cierto alejamiento ¿Se sintió algo defraudado?

—Yo no me sentí en mi mundo desde el punto de vista ideológico del presidente de la República en ese momento, pero más que nada quise dedicarme en profundidad a mi actividad privada. Yo vivo de mi actividad diaria, lo que hace a seguro como es de público conocimiento. Mi vida político ha sido de cuatro años como intendente y cuatro años como diputado, más de 40 años de militancia política, así que yo realmente necesité volver a lo mío que es lo que amo, la actividad privada, con todas las posibilidad que tiene la vida en una sociedad que tiene mucho por hacer, y por otro lado tuve muchos debates con el gobierno porque llegó un momento que nos pretendían plantear un impuesto que por suerte después pudimos revertir. Tuve diferencias en ese sentido, pero me sentí acompañado por De Ángeli, claramente, pero digamos que hoy yo no me siento conforme, ni con el oficialismo porque no lo voté ni con la oposición porque creo que no se está trabajando políticamente como corresponde en el país. Me parece que no hay coalición de gobierno  ni hay coalición de oposición. Y se necesita por supuesto en Argentina que reaparezca la fortaleza que necesita un gobierno y la fortaleza que tiene que tener la oposición, que haya una democracia que genere mayores posibilidades que la que está brindando la Argentina de hoy. Así que no me sentí muy conforme y tampoco ahora me siento en el mejor de los mundos.

—Si hoy en esta etapa lo volvieran a convocar para una candidatura o precandidatura ¿aceptaría?

—No, no porque yo soy una persona de la vida política, milité desde muy joven y me tocó ser el intendente más joven en mi pueblo en democracia, del 83 al 87, y había sido candidato a Diputado en el 73, y me tocó ser cofundador de la Universidad de Entre Ríos en un momento plenamente político, con un rector peronista que me elige a mí como radical para hacer una universidad de la Nación, año 74. Así que tengo toda una trayectoria de vida política y amo el debate político pero es lo que más me gusta en todo caso, el debate. Yo fui candidato, y lo quiero confesar aquí, más que nada porque necesitábamos crear ese espacio político que fue lo que Cambiemos en esa instancia. Yo era precandidato a gobernador, para no olvidarnos que fue una etapa. Cuando se da esa concertación entre todos los candidatos de hacer una alternativa a mí me dicen “no te podés ir, porque si construiste junto con todos nosotros este espacio, ahora no es para abandonarlo”. Y la verdad que me convocaron desde distintos lugares y no pude rechazar porque me sentía comprometido con una causa parecida a la del 83, o parecida a la del 2003 también. Pero es una etapa que creo haberla consumado con responsabilidad, con amor a mi pueblo, a la política, y con la insatisfacción que no encontramos el rumbo para la Argentina del desarrollo. Es lo que creo que hay que pujar por ello, hay que plantar ideas de esta naturaleza para que se consiga una vida política un poco mejor que la que estamos viviendo ahora.

—¿Habló alguna vez con Bordet?

—Sí, lo conocía, tengo una muy buena relación con su papá, fuimos compañeros en la Facultad con Elvio, con una diferencia de edad importante, ellos son de acá del Departamento Uruguay, cerquita de Pronunciamiento, tengo un aprecio importante con Elvio y tengo un respeto por el gobernador, quizás por esa cuestión de la familia. Nos hemos encontrado en algunas instancias, nos ha tocado ser oradores juntos como en la exposición de Concepción del Uruguay pero nunca me he sentado a hablar en términos de política, de economía o de desarrollo provincial.

—¿Qué le diría a Bordet como hombre político, qué consejo le daría?

—Aconsejar no, porque no me gusta ni que me den consejos ni dar consejos, porque creo que el ser humano se va haciendo con la experiencia, con el aprendizaje que da la prueba y error. Lo que los economistas dicen hoy el MVP, el mínimo viable posible y el mínimo error posible. Le diría lo que dije siempre, tenemos que plantearnos un esquema de desarrollo y no de continuidad haciendo lo mismo. Tenemos que hacer un planteo estructural y no de seguir montado en la coyuntura. Lo dije a propios y extraños, lo conversaba con Montiel y lo digo en este momento con toda tranquilidad. Hay cosas muy importantes, entiendo que el gobernador es una persona de bien, respetuosa, democrática, pero hay que plantearse modelos de desarrollo y de transformación de la provincia donde se trabaje muy en bloque con los sectores productivos. De la misma manera que se hizo un Consejo Económico y Social, que todavía no se le ven bien las patas a la sota, pero creo que en la provincia hay que plantear un Consejo Económico y Social porque todos somos parte de esta sociedad. A mí, a esta altura del partido, ni yo tengo una jurisdicción sobre mis hijos ni sobre los menores por ser menores, ni el gobernador sobre mi pensamiento ni de todos los entrerrianos.

—Hoy aparecen dos sectores en Juntos por el Cambio: por un lado Rogelio Frigerio y por otro lado Pedro Galimberti ¿Está cerca de alguno o mantiene la misma distancia con los dos?

—Sí, yo precisamente lo hablé con Rogelio y Galimberti me habrá escuchado alguna vez, estoy en política para lograr el crecimiento con desarrollo, es decir con distribución de la riqueza y que esa búsqueda de crecimiento tiene que ser consensuada, y no logré nunca que por un lado o por el otro se diera. Veo que Galimberti trabaja bastante bien en este sentido y con Rogelio Frigerio hemos resuelto los problemas que tuvo el cooperativismo de seguros cuando en su momento desde el gobierno nacional hubo como un ucase a las actividades. Los dos tendrían que ser parte de este proyecto, yo no veo y no creo necesario el antagonismo entre galimberti y Frigerio, para nada.

—También está la opción de Fabián Rogel, que ha dicho que quiere ser candidato a gobernador.

—Está bien y es hermoso, una de las cosas lindas que tiene la democracia es la competencia por ideas para encontrar en la saranda de las internas o de las formas que se determine en la elección cuál es la mejor idea. Pero yo creo que no es momento de internas en Juntos por el Cambio, y en el radicalismo tampoco. Lo vengo proclamando. Si pregono por el desarrollo nacional, por el desarrollo provincial, no puede ser que se haga sobre la base de un antagonismo del antagonismo. Tenemos la famosa grieta entre oficialismo y oposición, pero ninguno de los dos subsistemas políticos, oficialismo y oposición, hace la coalición como corresponde, vamos a profundizar con una grieta interna. Ahí sí menos todavía me siento cómodo en ese lugar. Sí creo que hay que llevar un debate, que tiene que haber un ambiente de concordia por un lado, pero de diálogo constructivo por el otro para generar soluciones a largo plazo, que todavía seguimos esperando.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí