Frigerio reveló cuál será uno de sus proyectos de ley y dijo sentir “vergüenza ajena” al escuchar al presidente

0
37

La “tremenda preocupación” que ve en la gente, las acusaciones de Elisa Carrió y de Alberto Fernández, la obra de la Autovía Ruta 18 y la coparticipación, fueron algunos de los asuntos que abordó Frigerio en una entrevista

  • Cr??dito: Paralelo 32

“No creo que sea apatía. Lo que hay es una tremenda preocupación por esta coyuntura tan difícil. La gente está intentando sobrevivir, las pymes intentando no cerrar, los productores y emprendedores intentando no bajar los brazos”, describió el precandidato a Diputado Nacional, a propósito de las reacciones del electorado, en el actual contexto. “En una crisis tan profunda –agregó-, probablemente la peor desde el 2001 a esta parte, hacer campaña no es fácil, pero yo no creo que sea apatía. Creo que es una enorme y profunda preocupación por lo que está pasando, angustia en muchos casos, y también desilusión de la política, porque no ha servido desde la recuperación de la democracia a esta parte para que la gente viva mejor”.

Según Frigerio, “el divorcio de la gente con la política pasa porque los políticos tienen una agenda totalmente en paralelo y la gente ve con estupor cómo pelean entre ellos, se acusan, se pasan facturas, gritan, mienten, denuncian sin fundamento. Todo esto conlleva a una situación de desilusión frente a una dirigencia política que no está a la altura de las circunstancias”, apuntó en un mano a mano con el programa Despertá con Nosotros, por Oíd Mortales Radio y Radio, y publicado por Elentreríos.com

– ¿Se ha deteriorado la relación con Enrique Cresto, con quien uno supone le une una relación de muchos años?

– Para la gente es raro ver a políticos que ponderan a otros políticos pero, de repente, dejan de ponderarlos porque entran en una campaña o contienda electoral. Yo no cambio mi manera de pensar ni mis vínculos por circunstancias absolutamente coyunturales, como es una campaña. Yo he trabajo de manera eficiente con el gobernador, una vez que asumimos responsabilidades en 2015. También con los intendentes, hemos hecho obras en todos lados, en cada pueblo, pudimos salir de una situación de quebranto fiscal y financiero tremendo allá por diciembre de 2015. No es que ahora estemos bien, pero la verdad que la situación era desesperante, porque la provincia no podía pagar sueldos y menos el aguinaldo de aquel diciembre. Pero trabajando en conjunto y en equipo pudimos avanzar. Concordia es un ejemplo de eso. ¡Cuántas obras hicimos! Yo no voy a decir que son mías las obras porque no son de los políticos, son de la gente, de los contribuyentes que pagan los impuestos, y nosotros tenemos la obligación de transformar eso en obras públicas que mejoren la calidad de vida de la gente. Por supuesto que falta un montón, pero las obras están ahí como demostración de un trabajo en equipo que se pudo lograr, y yo no voy a decir que eso no fue así porque ahora estamos en una campaña electoral.

– ¿Duele que Elisa Carrió interprete que en su forma de hacer política signos de una traición?

– No me duele porque creo que es desconocimiento de lo que es la gestión pública. También es desconocimiento de lo que significa construir gobernabilidad en un gobierno como el nuestro, probablemente el más débil en términos parlamentarios, de cantidad de gobernadores e intendentes. Teníamos un tercio de la cámara de diputados de nuestro color político y un quinto, uno de cada cinco, en sanadores. Construir gobernabilidad, sacar adelante las leyes, tiene que ver con un esfuerzo enorme de empatía con el que no piensa igual. Aunque con algunos no pudimos acordar nada, como con el kirchnerismo extremo. Nunca nos votaron una ley, jamás.

– ¿Cómo ve Frigerio, desde su formación en economía, la inyección de recursos en los bolsillos de la gente en las últimas semanas?

– Falta sentido común. No podés hacer siempre lo mismo y esperar resultados distintos. Todas estas políticas ya las vivimos y fracasaron. Congelar las tarifas, congelar el dólar, cerrar exportaciones, gobernar concentrados en ver qué pasa en la próxima elección y no en el largo plazo, a todas estas medidas el kirchnerismo las aplicó y conocemos los resultados.

Yo creo que todos, incluso la oposición, debemos mirar para atrás sólo para ver en qué nos equivocamos y no repetir errores, porque si no la gente ya no entiende más nada, no entiende que no se den cuenta que no sirve aumentar impuestos constantemente, ahogar a emprendedores, a los sectores productivos, Pymes, comerciantes, para financiar un Estado que, siempre, ingrese lo que ingrese, no le alcanza. ¿Cómo puede ser que insistan por este camino, que no se den cuenta que es fomentando el trabajo y la educación como vamos a salir adelante?

– ¿Qué pasó con la Autovía Ruta 18 durante la gestión del presidente Macri? Esa obra según los pliegos, debió haber concluido en 2014. No fue así. Ustedes la recibieron a medio hacer y no la pudieron finalizar tampoco. ¿Qué pasó? Ahora se la ve realmente en movimiento, aún en medio de este contexto económico difícil.

– La queríamos terminar y a eso lo hablaba con el ministro de transporte, que me decía que la prioridad en ese momento era arreglar la Ruta 12 que también estaba destruida, como todas las rutas de la provincia. Celebro que la 18 avance, pero 16 de los últimos 20 años gobernó el kirchnerismo y las rutas son un desastre en todos lados. ¿Qué van a sacar patente ahora de que se preocupan por las rutas? Las rutas de la provincia son un desastre.Cualquier que viaje y que recorra la provincia sabe que todas están en mal estado. Celebro que empiecen a hacer algo. Me preocupa que sea la única ruta en que están trabajando, porque yo no veo trabajos en otras rutas y caminos de la provincia. Pero, de nuevo, las obras no son de los políticos, no son de los gobiernos. Es una mentira eso. Nosotros hicimos muchas obras y con un ritmo rápido sobre todo en 2017 hasta mediados de 2018. En 2016 tuvimos muchos contratiempos porque la obra venía parada en todo 2015. No habían pagado durante más de un año y medio a los proveedores. Me da vergüenza ajena escuchar al presidente hablando de las casas que no se entregaron. No recuerda que al frente de Viviendas estaba López, el de los bolsos. ¿Sabe lo que fue arreglar todo ese desmadre en la secretaría de viviendas, cuando nosotros asumimos? ¿No podemos tener un poquito de humildad, de conciencia? Me asombra.

Nuestro gobierno les devolvió a las provincias 15 puntos de la coparticipación. Nunca hubo en la historia una devolución de recursos como hizo la gestión en que yo estuve cargo. Implicó para las provincias recursos automáticos, de libre disponibilidad. Ahora las provincias están volviendo a perder autonomía, porque es el Banco Central el principal financiador hoy del Estado nacional, con la emisión monetaria, con la maquinita de hacer pesos. Y la gente no sé si sabe que esos pesos que emite el Banco Central no van a las provincias. Van solo al gobierno nacional. Yo tengo la decisión de que uno de mis principales proyectos de ley si llego a ser diputado es coparticipar también la emisión monetaria del Banco Central. ¿Por qué el Banco Central es sólo para el gobierno nacional, dónde está escrito que tenga que ser así? Si coparticipamos de manera automática también la emisión monetaria, vamos a recuperar la autonomía que en este año y medio se volvió a perder. Yo no digo que esté bien emitir, creo que está mal; a la historia la conocemos todos y sabemos cómo termina. Ahora, si van a emitir, que sea también para las provincias. (APFDigital)

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here