Condenaron en Corrientes a un productor por el envenenamiento y muerte de un niño

0
150

La familia de Nicolás Arévalo, el nene de 4 años, que hace 9 años murió por tener contacto con líquidos y gases provenientes de la tomatera de Ricardo Prieto celebró el fallo. El dato es que Prieto había sido sobreseído en un juicio previo, que fue anulado por el Superior Tribunal de Justicia de esa provincia.

 

Los hechos se produjeron hace 9 años, cuando Nicolás y su prima Celeste tomaron contacto con líquidos y gases provenientes de la tomatera cercana a la casa del niño.

 

El resultado de la contaminación fue la intoxicación aguda seguida de muerte, el día 4 de abril de 2011. En tanto Celeste pasaría 3 meses en terapia intensiva en el Hospital Garrahan, logrando salvar su vida.

 

Ricardo Prieto productor hortícola vuelve a ser juzgado, acusado de provocarle la muerte a Nicolás Arévalo de 4 años y generarle gravísimas lesiones a Celeste Estévez, su prima de 7, a quien daño con los agroquímicos utilizados en su tomatera.

 

Después de 5 años de pedido de justicia, movilizaciones e investigación judicial, en diciembre de 2016 se concretó el primer juicio penal en el que se juzgaba como causa del homicidio, a las fumigaciones en la agricultura. Este concluyó con la absolución por parte del Tribunal Oral Penal de Goya, al productor Ricardo Prieto por el homicidio culposo de Nicolás Arévalo, y el sobreseimiento por prescripción ante la extinción de la acción penal en el caso de Celeste.

 

En ese entonces y hasta ahora, la absolución había sido duramente criticada por los familiares de los niños y por las organizaciones campesinas y ambientalistas.

 

La prueba principal del fiscal y la querella es la autopsia, en la que se identificó al endosulfán como causa principal de la falla hepática y el edema de pulmón que mataron a Nicolás. Sobre ésta prueba, familiares y ecologistas alertan sobre los peligros de contaminación en la zona. (TN Goya)

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here